Gas Sarín


El gas sarín es un agente nervioso creado por el hombre (no se encuentra de forma natural en el ambiente) que no tiene más utilidad que ser utilizado como arma química de guerra.
702px-Sarin-3D-balls.png
Estructura molecular del sarín usando bolas
Fue desarrollado en Alemania en 1939 y su función original era la de servir como pesticida, pero se descubrió que tenía otras funciones más macabras. Es unas 500 veces más tóxico que el cianuro y es por todo esto que fue prohibido en la Convención de Armas Químicas de 1993 y la ONU lo considera un arma de destrucción masiva.

Es un líquido claro, incoloro, inoloro e insípido en su forma pura; sin embargo, también se puede convertir en gas y propagarse por el medio ambiente. Sin embargo, se evapora 10 veces más lentamente que el agua, por lo que a veces se puede huir rápido de la fuente de emisión.

Los síntomas iniciales de envenenamiento por gas sarín incluyen mucosidad, contracción de las pupilas (*) y una sensación de estar siendo apretado en el pecho. A continuación, aparecen problemas respiratorios y náuseas y la víctima comienza a babear. Se pierde el control de las funciones corporales. La víctima termina teniendo espasmos y en coma.

Sarin.png
Estructura del sarín
El gas sarín puede penetrar en el organismo si se inhala o si penetra a través de la piel. Es tan tóxico que si se ingiere directamente la cantidad de 0,01 miligramos de gas por kilogramo que pesa la persona, se puede fallecer en un minuto si no se administran antídotos. Incluso las personas que absorben una dosis no letal pero que no reciben tratamiento en muy poco tiempo pueden sufrir daños neurológicos permanentes.

En 1995, en el metro de Tokio se llevaron a cabo ataques con gas sarín impuro, que causaron sangrado por la nariz y la boca y 12 muertos. Más información aquí. Esta otra es una imagen en la que se ven las tareas de limpieza posteriores.

También se ha desarrollado el ciclosarín, más tóxico aún que el sarín, pero menos peligroso por diversas razones (tarda mucho en evaporarse...).



(*) Ver en el final de la página.